Lecciones de Humberto de la Calle para Ejecutivos

Cuando uno trabaja en comunicaciones, siempre esta buscando a ese vocero, a esa imágen que brille con luz propia y presente a las organizaciones y entidades con credibilidad y respeto. Además ser la portada de revista como Bocas o Esquire – caso de la última semana de Humberto de la Calle-.
Antes del nuevo milenio Humberto de Calle, estuvo revuelto de miel podrida por ser el Vicepresidente de Ernesto Samper, un gobierno sacudido por un elefante, ‘aquí estoy y aquí me quedo’, ‘todo fue a mis espaldas’, eran las frases de moda cuando el país se rasgaba las vestiduras al saberse que el Cartel de Cali había entregado dineros del narcotráfico a la campaña presidencial de Ernesto Samper.

Volaron apellidos de alto turmeque, desfilarón grabaciones, se refundieron papeles prueba, todo por el proceso 8 mil. Capaz el único que cayó de pie como un gato fue Humberto de la Calle.

Humberto de la Calle, quien salpicado por ser el vicepresidente de Colombia, y siendo el primer vice de la nueva Constitución de Colombia de 1991. Estaba estrenando un cargo que hasta la fecha aún no está muy claro. No sabemos en realidad qué hace un vice, en Estados Unidos el vice es un estadista, un experto en algo y tiene una agenda en pro de gobierno. Aquí ese papel lo estreno De la Calle y son riesgo a quemarse, salió medio ahumado, pero nada más. Sin saber qué hacer con ¡Humber! Resulta en la embajada de Colombia en España. Desde allí pide a su Presidente la renuncia y a la final el que renuncia es De la Calle.

Humber – como se conoce en YouTube gracias a Hola Soy Dani-, que se ha sabido posicionarse con delicadeza y estilo en el mundo político y como Liberal, desde la época de Cesar Gaviria, ha desarrollado un carrera con pausa y sin prisa. Que a los 70 años lo pone como el hombre de La Paz. Capaz el Nobel de Paz se lo vaya a mercer más De la Calle que el mismo Santos.

En 2012 fue designado como el Jefe del Equipo Negociador del Gobierno con  las FARC -EP, carga que ha tenido muchos matices, en una época vimos a un Humberto muy delgado y con mucha preocupación, sin duda el cargo que lo posiciona como uno de los hombres más poderosos del país es el cumple en Proceso de Paz. Su carrera ha estado marcada por un posicionamiento muy limpio, es el ejecutivo que todas las empresas y entidades del gobierno quisieran tener.  Porque, aunque estuvo en  un escándalo, pasó de cabeza gacha y destinó los años posteriores a hacer su mejor papel como abogado en el buffet que creó con su hijo, donde el bajo perfil de sus clientes -aún no le han destapado escándalos-, y claramente se movió entre los lazos del poder y los medios de comunicación como analista político.

Quizá hoy sin mancha del pasado, se ha convertido en el único hombre con “credibilidad” en el gobierno. Su mirada dulce, sus comentarios firmes, su expresión de respeto y su siempre actitud de padre consejero lo hacen un tipo  medianamente confiable.

Sus mensajes han sido criticados,  han tratado de acorralarlo con preguntas incómodas entre las calles de la Habana, aun no lo han logrado sacar de casillas con comentarios inescrupulosos, no entra en controversias en las redes sociales o en los comentarios de cara a los medios y trata de evitar el confrontamiento con la oposición al Sí del Plebiscito . Así que vamos a ver un poco de aprendizaje de Humberto el ejecutivo:

1. Las manos para ayudar a la compresión. Algo que afina a un vocero es su comodidad para transmitir el mensaje, y las manos siempre serán un punto a favor para crear una postura donde la expresión y contundencia de las palabras se apoye con su gestualidad.

image_content_26779796_20160824200644

2. Poker face. ¿Alguien le ha visto la sonrisa a Humberto de la calle?. Es claro que no es un hombre de sonrisa de oreja a oreja, se sabe que tiene un humor fino, pero que la seriedad de su cargo y la responsabilidad que tiene las imponen ante cualquier declaración. No vemos soberbia en su expresión, tampoco desdén en sus mirada. El sale ante el público y hace lo suyo, sin alteración, nerviosismo o mal humor. ¿Cómo lo hace?, quién no quisiera paterale la cara a Timochenco o agarrar a chancla a los opositores de Los Acuerdos de La Paz si estuviera en la cargo de Humberto de la Calle. Se sabe que este tipo de cosas pueden generar un malestar y crear problemas mayores.

3. Información a la mano, De la Calle siempre llevan sus copias con información relevante y cuando no sabe siempre tienen al resto del equipo negociador para dirigir la pregunta, así se vio en la última rueda de prensa hace unas semanas, donde una de las preguntas de una periodista de Blu Radio, era cuánto le costaría al país la insercion a la vida civil de los guerrilleros. Que obviamente De la Calle no iba a responder, porque no sabía o no quería comprometerse. Total encontró en su equipo el personaje para poner la cara.

humberto-de-la-calle-arremete-contra-las-farc

4. Estar en los lugares correctos es lo que hace un buen ejecutivo, desde su nombramiento Humberto de la Calle vivía en Palacio, en su oficina al norte de Bogotá, en su casa con su familia y en la Habana. Por su tipo de cargo salir por ahí de evento en evento buscando lo que no se le había perdido no le quedaba bien. Así que nunca dio palo para chismes; de lo vimos almorzando en tal lado o en la casa de tal o en el evento X. Protegiendo los secretos de Estado y cuidando su imágen

5. Hablar lo extrictame necesario, ni más ni menos. Los periodistas en la Habana quedaban un poco colgados con las declaraciones del negociador del Gobierno,  y él le dejaba esos asuntos a Bogotá en el Palacio de Nariño , que se veían un poco en aprietos para responder por ciertas actuaciones en las mesas de dialogo en la Habana y situaciones confidenciales,  que la oposición aprovechó para tergiversar. Allí se vio la falta de planeación en comunicación al respecto, donde el Jefe Negociador evitó hacerse cargo. A la final el gran vocero del plebecito por el Sí le tocó ser la cara de las explicaciones.

1472327300_595293_1472410578_noticia_normalEsperemos que Humberto de la Calle siga dando algunas lecciones para ejecutivos, y no raye en malos ejemplos, naturales de los voceros públicos, no entre en rencillas con la oposición y obviamente que evite ser candidato Presidencial, aunque eso no la sabremos ahora… porque “nada está acordado hasta que todo este acordado”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s